• Obtenga una evaluación gratuita de su caso Haga que nuestro equipo revise su caso
  • Este campo es para fines de validación y debe dejarse sin cambios.

Entender las lesiones por quemaduras y buscar acciones legales: Visión general

abogado de lesiones por quemaduras en houstonUna quemadura es una lesión en la piel u otro tejido orgánico causada principalmente por el calor o debido a la radiación, la electricidad, la fricción, el frío o los productos químicos.

Las lesiones por quemaduras pueden ser muy graves, e incluso poner en peligro la vida.

Una lesión por quemadura puede dejar a la víctima con cicatrices físicas y emocionales de por vida.

Estadísticas de lesiones por quem aduras presentadas por los abogados de lesiones por quemaduras

Las lesiones por quemaduras graves son mucho más comunes de lo que la mayoría de la gente cree y tener un abogado con experiencia en lesiones por quemaduras a su lado es muy importante. Los siguientes datos y estadísticas de la Asociación Americana de Quemaduras muestran la frecuencia y la gravedad de las lesiones por quemaduras en los Estados Unidos:

  • Cada año se producen una media de 486.000 lesiones por quemaduras que requieren tratamiento médico.
  • De las personas que sufren una quemadura, más de 3.200 acaban muriendo.
  • El 68% de las víctimas de quemaduras son hombres y el 32% son mujeres.
  • Las personas que ingresan en un hospital por una lesión por quemadura dicen que la causa es:
    • 43% por fuego o llamas,
    • 34% de líquidos hirvientes,
    • 9% del contacto con objetos sólidos,
    • El 4% de la electricidad,
    • 3% por exposición a productos químicos y
    • 7% "otros".

Nuestros abogados de lesiones por quemaduras en Houston conocen los hechos y serán su guía mientras navegan por su lesión por quemadura.

Casos comunes de lesiones por quemaduras que nuestro bufete de abogados maneja

Una lesión por quemadura suele ser el resultado de algún tipo de transferencia de energía al cuerpo. Las heridas resultantes de las lesiones por quemaduras pueden ser difíciles de tratar porque las quemaduras difieren en sus tipos y gravedad. Nuestro bufete de abogados de lesiones por quemaduras ha visto de todo, pero también hemos visto tipos de lesiones repetidas.

Hay diferentes tipos y causas que vemos en el área de Houston.

  • Las quemaduras térmicas (por calor ) se producen por el contacto con llamas, líquidos calientes, superficies calientes y otras fuentes de calor elevado. Las quemaduras químicas y las eléctricas se consideran quemaduras térmicas.

La mayor parte de las lesiones por quemaduras térmicas pueden evitarse llevando un equipo de protección personal (EPP) adecuado, utilizando tácticas de prevención de incendios y disponiendo de procedimientos y planes de acción de emergencia relacionados con la detección y protección contra incendios.

  • Las quemaduras químicas son causadas por ácidos fuertes, álcalis, detergentes o disolventes que entran en contacto con la piel o los ojos de una persona. Siguen quemando la piel y los tejidos hasta que el agente se desactiva. Las quemaduras químicas suelen producirse tras la exposición a limpiadores industriales, ácido de baterías, lejía, amoníaco, limpiadores de piscinas, limpiadores de inodoros y desagües, limpiadores de hornos, fertilizantes, limpiadores de metales y otros productos químicos que se encuentran en laboratorios o plantas de fabricación.

Las normas de la industria exigen que todos los trabajadores que puedan entrar en contacto con cualquier producto químico tengan conocimientos sobre la Comunicación de Peligros. La formación sobre comunicación de riesgos abarca los símbolos y etiquetas que comunican el nivel de riesgo de las sustancias químicas. Estas etiquetas también deben incluir las medidas que los trabajadores pueden tomar para evitar quemaduras si se encuentran con productos químicos peligrosos.

  • Las quemaduras eléctricas son causadas por una corriente eléctrica que atraviesa el cuerpo de una persona. La lesión suele producirse en zonas distintas del lugar de contacto/entrada. El alcance y la gravedad de las quemaduras eléctricas no pueden determinarse únicamente a partir de la lesión exterior, ya que pueden causar quemaduras graves en los órganos y tejidos internos de la persona.

Para evitar las quemaduras por fuentes eléctricas, las zonas de alta tensión y la maquinaria deben estar claramente señalizadas. Los trabajadores también deben asegurarse de identificar los cables con corriente, evitar el contacto con el agua mientras trabajan con electricidad y llevar el equipo de protección personal necesario para evitar las quemaduras por electricidad. Al igual que en el caso de las quemaduras químicas, los trabajadores deben recibir formación sobre los tipos de riesgos eléctricos que pueden encontrar en un lugar de trabajo y las normas que ayudan a evitar accidentes.

  • Las quemaduras por radiación se producen tras una exposición prolongada a los rayos ultravioleta del sol, o a otras fuentes de radiación como las máquinas de rayos X o las ondas de radio. La radiación puede alterar potencialmente la estructura celular de una persona y provocar peligrosos efectos secundarios a largo plazo, como el cáncer. Las personas expuestas a este tipo de quemaduras suelen tener que someterse a una descontaminación para detener el proceso de lesión, como los tratamientos contra el cáncer. Sin embargo, la forma más común de quemadura por radiación es la quemadura solar.
  • Las quemaduras por fricción se producen cuando el cuerpo entra en contacto con una superficie abrasiva. Algunos ejemplos de quemaduras por fricción son el despellejamiento, la quemadura por rozamiento de la cuerda, la quemadura de la alfombra, la quemadura de la alfombra y la erupción de la carretera.
  • Las quemaduras por frío o congelación son una afección en la que la piel y el tejido justo debajo de la piel se congelan cuando la piel se expone al frío extremo durante demasiado tiempo.
  • Obtenga una evaluación gratuita de su caso Haga que nuestro equipo revise su caso
  • Este campo es para fines de validación y debe dejarse sin cambios.

Niveles y tratamiento de las lesiones por quemaduras

Lo que se hace para tratar una quemadura en los primeros minutos después de producirse puede suponer una gran diferencia en la gravedad de la lesión y en el proceso de recuperación. En el caso de las quemaduras graves, la atención de urgencia inmediata puede incluso salvar la vida. Por favor, no intente tratar las quemaduras graves a menos que sea un profesional sanitario capacitado.

Primer Grado

  • Las quemaduras de primer grado afectan a la capa superior de la piel. Una típica quemadura solar es un buen ejemplo de quemadura de primer grado. Los síntomas de este tipo de quemadura incluyen el enrojecimiento de la piel, el dolor al tacto y puede haber una leve hinchazón.

Las quemaduras de primer grado suelen curarse sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, si una quemadura de primer grado cubre una zona amplia del cuerpo, o la víctima es un bebé o un anciano, puede ser necesaria la atención médica de urgencia.

Segundo Grado

  • Las quemaduras de segundo grado afectan a las dos primeras capas de la piel. Este tipo de quemaduras puede identificarse por un enrojecimiento profundo de la piel, un dolor de moderado a intenso, ampollas, un aspecto brillante de la piel expuesta que puede perder líquido y una posible pérdida de piel.

Las personas que hayan sufrido quemaduras de segundo grado deben buscar inmediatamente atención médica de urgencia.

Tercer Grado

  • Las quemaduras de tercer grado penetran en todo el espesor de la piel y destruyen permanentemente el tejido.

Los signos de las quemaduras de tercer grado incluyen la pérdida de múltiples capas de piel, la piel restante puede sentirse seca y correosa y puede parecer carbonizada o tener parches que parecen blancos, marrones o negros. Las quemaduras de tercer grado suelen ser indoloras en sí mismas, pero como suelen estar rodeadas de parches de quemaduras de primer y segundo grado, la víctima puede seguir experimentando dolor.

Se requiere atención médica inmediata para las quemaduras de tercer grado.

Cuarto Grado

  • Las quemaduras de cuarto grado son las más graves. La lesión llega hasta los músculos y huesos subyacentes. Este tipo de quemadura suele provocar daños irreversibles en los nervios, músculos, tendones y ligamentos.

Las quemaduras de cuarto grado requieren atención médica inmediata y un tratamiento muy especializado. La víctima de las quemaduras deberá permanecer en una habitación estéril del hospital hasta que sus heridas se curen por completo para evitar una posible infección secundaria, que podría ser mortal. Incluso después de que la herida se haya curado, la víctima suele necesitar una amplia rehabilitación y fisioterapia sólo para poder realizar las actividades cotidianas habituales. Nuestro abogado especializado en lesiones por quemaduras le ayudará durante todo el proceso y se asegurará de que reciba la indemnización que merece.

Lesiones por quemaduras en el lugar de trabajo

Aunque la gran mayoría de las lesiones por quemaduras se producen en el hogar, las quemaduras en el lugar de trabajo son una fuente prevenible de lesiones. La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) de los Estados Unidos tiene normas y reglamentos específicos que los empleadores deben seguir para la seguridad contra incendios y quemaduras en el lugar de trabajo y para el uso y manejo de productos químicos y gases peligrosos.

La OSHA ha publicado estadísticas sobre las lesiones por quemaduras en el lugar de trabajo en Estados Unidos.

  • Cada año, más de 5.000 lesiones por quemaduras son causadas por incendios y explosiones relacionadas con el trabajo.
  • Por término medio, el 40% de las muertes por quemaduras estaban relacionadas con incendios y explosiones en el lugar de trabajo.
  • El 20% de los casos de quemaduras térmicas en pacientes ingresados en un hospital se produjeron en el trabajo.
  • Las lesiones por quemaduras representan el 42% de todas las lesiones relacionadas con el trabajo.

Si ha sufrido una lesión por quemadura en el lugar de trabajo, póngase en contacto con Armstrong Lee & Baker y su experimentado equipo de abogados especializados en lesiones laborales y quemaduras, listos para ayudarle hoy mismo.

Posibles causas de las quemaduras en el lugar de trabajo

Algunas causas comunes de las lesiones por quemaduras en el lugar de trabajo son:

  • El calor causado por el fuego, el vapor, los líquidos calientes y otros objetos calientes
  • Contacto con productos químicos industriales o domésticos en forma líquida, gaseosa o sólida
  • Exposición a la radiación de rayos X, lámparas solares, luces ultravioletas, etc.
  • Exposición a condiciones de humedad, viento y frío
  • Exposición a fuentes eléctricas como cables, enchufes o rayos
  • Incendio o explosión causados por maquinaria o equipos defectuosos
  • Accidente de trabajo con incendio del vehículo
  • Falta de los equipos de seguridad y de protección personal necesarios
  • Negligencia por parte de alguien que no sea un empleador directo, como un director de proyecto, un arquitecto o un ingeniero
  • Negligencia del empleado de un subcontratista o de un proveedor que trabaja en la obra

Algunas ocupaciones que implican riesgos de quemaduras incluyen (pero no se limitan a):

  • Trabajos de limpieza
  • Trabajadores de la construcción
  • Electricistas
  • Trabajadores de la preparación de alimentos (chefs, cocineros, camareros)
  • Personal sanitario
  • Bomberos
  • Mecánica
  • Trabajadores en el extranjero
  • Trabajadores del sector petrolero
  • Trabajadores de la fábrica
  • Trabajadores de la maquinaria

Prevención de las quemaduras más comunes en el lugar de trabajo

  • Proporcionar formación: Uno de los pasos más importantes que debe dar una empresa para garantizar la seguridad de sus trabajadores es asegurarse de que éstos reciben la formación adecuada. La formación debe abarcar los peligros a los que el empleado puede enfrentarse en su lugar de trabajo específico. Después de impartir la formación general, las empresas deben asegurarse de que sus trabajadores reciban formación sobre las funciones específicas de su puesto de trabajo, incluida una formación de seguridad en profundidad sobre la maquinaria, los productos químicos u otros riesgos específicos del lugar de trabajo. Puede ser necesaria una formación de actualización rutinaria para mantener a los empleados al día de los cambios y políticas estándar.
  • Comunicación de riesgos: Las empresas deben proporcionar códigos de colores, carteles, etiquetas o señales para advertir a los trabajadores de los peligros potenciales, y estas piezas vitales de la Comunicación de Peligros son extremadamente importantes para prevenir las lesiones por quemaduras. Los trabajadores deben recibir formación sobre cómo reconocer los símbolos y los códigos de comunicación de riesgos. Cuando se encuentran sustancias químicas peligrosas en el lugar de trabajo, las empresas deben elaborar y proporcionar un plan de comunicación de riesgos por escrito a sus trabajadores.
  • Proporcionar equipos de protección: El equipo de protección personal (EPP) es el equipo que llevan los trabajadores para minimizar la exposición a los peligros que causan lesiones y enfermedades graves en el lugar de trabajo. Las empresas deben proporcionar equipos de protección cuando la ingeniería, las prácticas de trabajo y los controles administrativos no sean posibles o no proporcionen suficiente protección al trabajador. Las empresas deben asegurarse de que los trabajadores que utilicen el equipo de protección reciban una formación adecuada sobre cuándo es necesario; qué tipo es necesario para el trabajo; cómo ponérselo, ajustarlo, llevarlo y quitárselo correctamente; las limitaciones del equipo; el cuidado, el mantenimiento y la vida útil adecuados; y cómo deshacerse del equipo de forma segura.

Preguntas frecuentes

¿A quién debo responsabilizar de la causa de mi lesión por quemadura?

La responsabilidad de su lesión por quemadura puede no ser evidente. El suceso que causó las quemaduras puede no haberse producido por una acción imprudente o negligente evidente. Con frecuencia, las lesiones por quemaduras son causadas por un producto que funciona mal o un equipo defectuoso. Puede haber múltiples acusados en su caso, incluyendo un empleador, un propietario, un fabricante de equipos, un instalador de maquinaria, una compañía de gas, una compañía eléctrica u otros. Los abogados de Armstrong Lee & Baker LLP están preparados para responsabilizar financieramente a cualquier parte culpable por sus lesiones.

¿Necesita mi abogado de lesiones por quemaduras contratar a expertos para probar mi caso?

Legalmente, será necesario demostrar cómo un acto negligente o intencional causó directamente sus lesiones e identificar quién cometió ese acto. Su abogado de lesiones por quemaduras le ayudará a navegar por esto. Incluso cuando es obvio lo que sucedió para causar sus lesiones, puede no ser fácil demostrar quién es el responsable. En los casos de lesiones por quemaduras a menudo se necesitan expertos para demostrar quién es la parte responsable.

¿Qué puedo esperar recibir como compensación?

Hay dos tipos principales de compensación monetaria disponibles en los casos de lesiones por quemaduras.

El primero es el daño económico, que incluye el importe de sus gastos médicos pasados, actuales y futuros para tratar sus lesiones, sus salarios perdidos pasados y futuros y el coste de sus futuros gastos de bolsillo asociados a sus lesiones.

La segunda son los daños no económicos, que son específicos para usted y sus lesiones e incluyen su dolor y sufrimiento, angustia mental, pérdida de disfrute, deterioro y desfiguración.

¿Cómo se calculan mis daños?

A menudo se le pregunta a nuestro abogado de lesiones por quemaduras ¿cuánto vale mi demanda por lesiones por quemaduras? Determina cuánto puede tener derecho a recuperar dependiendo de las circunstancias que rodean su lesión. El tipo de lesión por quemadura, la gravedad de las quemaduras, el tratamiento necesario y la culpa de las partes implicadas se utilizan para determinar una cantidad justa de indemnización. Por ejemplo, las quemaduras muy graves pueden causar la pérdida de dedos u otras partes del cuerpo, daños en los pulmones, cicatrices graves, problemas de movilidad, y una multitud de otros factores que deben ser incluidos en los cálculos de compensación. Se recomienda contar con un abogado de lesiones personales con experiencia, como los de Armstrong Lee & Baker LLP, para asegurarse de que no se omita nada.

¿Qué ocurre si tengo parte de la culpa de mis lesiones?

Incluso cuando usted es parcialmente culpable de causar el evento que conduce a sus lesiones, todavía puede ser capaz de buscar una acción legal. Si su parte de responsabilidad por causar el suceso es inferior o igual al 50% de la culpa total, aún es posible la recuperación monetaria. Sin embargo, hay algunas circunstancias que le impedirían cualquier recuperación, como por ejemplo, si usted tuvo más del 50% de la culpa de sus propias lesiones. Si usted ha sufrido lesiones por quemaduras y cree que otra persona es responsable, póngase en contacto con los abogados de Armstrong Lee & Baker LLP para discutir su caso y los posibles pasos a seguir.

Nuestros abogados de lesiones por quemaduras están aquí para ayudar a las víctimas de lesiones por quemaduras

Nuestros abogados de lesiones por quemaduras están aquí para ayudarle a recibir la compensación que merece. Las quemaduras pueden estar entre las más graves de todas las lesiones, requiriendo cirugía, terapia física y una extensa rehabilitación. Las víctimas de lesiones por quemaduras sufren de una manera que a muchos les cuesta entender. En muchos casos, el evento que causó la lesión por quemadura podría haberse evitado si se hubieran seguido las normas de seguridad adecuadas.

En Armstrong Lee & Baker LLP, entendemos lo grave que puede ser una lesión por quemadura, por lo que nos dedicamos a ayudar a las víctimas de quemaduras y sus familias. Si usted ha sufrido una lesión por quemadura en un accidente que cree que fue culpa de otra persona, le instamos a que se ponga en contacto con nuestro bufete de abogados hoy mismo para concertar una cita para una evaluación gratuita de su caso. Llame al 832-743-2471.